Está aquí: Inicio » blog » El mercado inmobiliario de lujo vuelve a tomar fuerza en Marbella

El mercado inmobiliario de lujo vuelve a tomar fuerza en Marbella

Kinos_real_estate__10_

Marbella Mercado inmobiliario de lujo

Kinos Group viviendas en Marbella.

El mercado inmobiliario de lujo en Marbella nunca estuvo en crisis, siempre hubo demanda, aunque ello no evitó caídas de precios mientras la oferta empezaba a escasear, en parte debido a la falta de suelo para construir obra nueva. La diferencia respecto a otros segmentos de mercado, en los que llegó a secarse por completo el cruce de operaciones, está en el número de transacciones. Las inmobiliarias dedicadas a este tipo de producto exclusivo coinciden en que el sector ha experimentado un fuerte repunte de la demanda de viviendas millonarias desde el año pasado. Hablamos en su mayoría de viviendas que oscilan entre uno y cinco millones de euros. Las hay también de ocho dígitos, sobra decir que al alcance de muy pocos bolsillos. El resto tendrán que conformarse con ver sus anuncios en la página de Idealista.

"Lo que más se demanda es obra nueva pero como no hay posibilidad de construir villas nuevas desde la anulación del PGOU lo que está habiendo es un boom de reformas de villas existentes para vender que está funcionando muy bien sobre todo entre el mercado escandinavo", comenta Carlos Padilla, jefe de ventas de la inmobiliaria Diana Morales Properties, que recientemente ha cerrado una operación en La Zagaleta de una vivienda por encima de los cinco millones de euros. "Lo que más se mueve en Marbella en el sector del lujo son viviendas de entre uno y tres millones sobre todo en la zona de la Milla de Oro, Nueva Andalucía, Nagüelles y Puente Romano", indica. En otras zonas como Guadalmina Baja, El Madroñal o La Zagaleta también comienza a crecer la demanda, mientras esta baja en la zona de Los Monteros. "En cuanto a las casas más caras y de más exclusividad este año se han vendido todas las que había disponibles en Sierra Blanca de entre 8 y 12 millones de euros", agrega.

También son muy demandadas las viviendas en primera línea de playa, tal y como destaca Kristina Szekely, directora de la inmobiliaria que lleva su mismo nombre, con sede en Puerto Banús, pero en este caso el mercado está muy limitado. "En toda la zona de Marbella hay muy poco producto en primera línea, por lo que en este caso la demanda es siempre mucho mayor que la oferta", comenta.

Ricardo Arranz, presidente de la Federación de Urbanizadores y Turismo Residencial, coincide en que hay menos demanda de propiedades antiguas, "el mercado está buscando producto nuevo, con arquitectura nueva, nuevos diseños y calidades", para lo que asegura es necesario "que las administraciones agilicen las licencias y los proyectos para poder atender esta demanda". En este sentido, expresa que la anulación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Marbella de 2010 ha supuesto un decrecimiento en la construcción de nuevas viviendas en la localidad marbellí "lo que ha obligado a los promotores y a los inversores a buscar fórmulas diferentes a las tradicionales". Curiosamente, esta escasez de nuevas propiedades en venta en Marbella ha provocado que las miras se dirijan más hacia Benahavís y Estepona, que se han vuelto mucho más populares y de moda entre los compradores con edificaciones mucho más modernas y cercanas a la playa.

Pero el lujo no entiende de crisis y todo lo caro se vende. "Villas valoradas en 10 o 12 millones se están vendiendo ahora, cosa que hasta hace muy poco era impensable. También se están empezando a vender apartamentos en primera línea de playa a razón de 10.000 euros el metro cuadrado, la gente ya no se asusta", comenta. "A veces es más fácil colocar una vivienda de 10 millones de euros que una de entre 1 y 4 millones de euros ya que es un segmento donde hay una mayor competitividad", señala, por su parte, Mari Paz Chocano, tasadora de Tinsa en la zona de Marbella, quien asegura que es difícil establecer una media del valor por metro cuadrado de estas viviendas ya que en estas casas a veces hay parámetros que se pueden disparar. "Por ejemplo, en Marbella Club el metro cuadrado puede llegar a sobrepasar los 10.000 euros el metro cuadrado pese a que son parcelas muy pequeñas. Sin embargo, en La Zagaleta, con casas mucho más grandes y de mejores calidades, este puede estar en 6.000 o 7.000 euros porque si no se dispara el valor final", explica.

Stephen Lahiri, director de Lucas Fox en Marbella, destaca que después de tres año de crecimiento "el año pasado fue un año de cierta incertidumbre tal vez causado por una combinación del Brexit y los problemas de urbanismo en la ciudad". Sin embargo, continúa, "este año la incertidumbre parece haberse disipado". Como resultado, esta agencia inmobiliaria especializada en el mercado de alto 'standing' reconoce haber vendido "muchas más propiedades de lujo, en particular nuevas propiedades y propiedades renovadas de buena calidad en las mejores zonas". La última gran venta de esta inmobiliaria fue una casa de lujo de nueva construcción en una urbanización de prestigio por 13 millones de euros a un joven comprador español.

En cuanto a los precios, estos parecen haberse estabilizado un poco. "Hay una demanda mayor y a la hora de negociar les cuesta más bajar los precios. El cliente que viene buscando oportunidades ya no las encuentra, y el que viene buscando que le haga una rebaja del 20% como mucho conseguirá una rebaja mejor", añade Padilla. "Siempre hay un margen de negociación, sobre todo en el sector que podríamos llamar zona de segundo lujo, pero ahora mismo se está estabilizando y no hay una situación privilegiada por parte del comprador", agrega Chocano.

Otro de los aspectos interesantes a destacar del mercado inmobiliario de lujo es la generación de empleo. La presidenta de la Asociación de Empresarios para la Vivienda de Alta Calidad DOM3, Laura Pou, subraya que cada "cada villa es como una pequeña pyme". Y es que además de los diferentes sectores implicados durante la fase de construcción de la vivienda (albañiles, arquitectos, diseñadores), una vez terminada esta genera una media de entre dos y tres puestos de trabajo entre jardinería, servicio de limpieza y cocina.

Más escandinavos y belgas, menos clientes árabes y rusos

Kinos Group¿Quién compra estas casas? El perfil del cliente de viviendas de alto lujo ha variado notablemente. Si bien es cierto que hay un mercado absolutamente fidelizado como el británico y el de Oriente Medio (el Brexit apenas se ha dejado notar entre los clientes de alto poder adquisitivo), cada vez son más los compradores de origen escandinavo seguido de los belgas. El cliente ruso, sin embargo, prácticamente ha desaparecido. Además, se trata de un cliente mucho más joven que hace una década, la mayoría en edades comprendidas entre los 30 y 40 años y con hijos en edad de escolarización. Son empresarios y grandes fortunas que huyen de la exposición social y, por qué no, también del clima de sus países, en ocasiones con temperaturas bajo cero, para refugiarse en el calor de la Costa del Sol cada vez por un mayor periodo de tiempo.

Clip to Evernote

Acerca del autor

Avatar
Adriana Duran

Adriana Duran lleva colaborando con nuestro portal desde los inicios del mismo, durante este tiempo se ha destacado por una labor informativa continuada y rigorosa sobre nuestra localidad.

Anunzes_banner